2013: UN RÁPIDO BALANCE

Escribo esto mientras cruzo el Atlántico, en dirección a casa para reunirme con la familia y amigos, celebrar el fin de año y pasar buenos ratos juntos.

No puedo recordar ningún año en mi trayectoria profesional que describiría como “de rutina” o “aburrido”.  Por suerte, ese camino que inicié hace casi 30 años, ha sido interesante, emocionante y siempre lleno de retos.

Desde hace algún tiempo trabajo por mi cuenta, saliendo del “comfort” de las estructuras corporativas que se convirtieron, básicamente, en algo incomodo! Esto me ha dado perspectiva y tiempo para conocer mejor el mercado, a los clientes, y prepararme mejor para brindarles apoyo.  Mientras disfruto del largo viaje a casa, quisiera compartir algunos de los temas que más me llamaron la atención en el 2013, y ver si tienen resonancia con mis colegas y clientes potenciales:

1.  Sigue siendo un Tema de Liderazgo: Mi experiencia en distintos entornos empresariales y países, así como coyunturas de negocio, confirma que el Liderazgo es el tema (y la oportunidad) primordial en términos de mejora continua.  Escucho tantas conversaciones sobre la formación y desarrollo de las personas, o el ajuste de los modelos de negocio y estrategias, por nombrar algunos, pero la presencia de un Liderazgo que inspira y es creíble para la organización, es la llave que abre la mayoría de estas puertas.

2 . Escuchar – Una Habilidad Preciada: Si la implantación de mejoras en cualquier tipo de organización depende de un buen Liderazgo, la capacidad de Escuchar parece ser algo que se echa de menos entre muchos líderes.  Dentro del conjunto global de “Habilidades de Comunicación” del liderazgo, tendemos a pensar en personas que articulan bien los mensajes, y que motivan e inspiran a los demás a través de presentaciones de gran impacto.  Pero los comentarios que recibo constantemente del mercado, sugieren que la capacidad básica de Escuchar y proporcionar buenos canales para que los demás hablen, es algo que tiene mayor demanda.

3 . Líderes Renuentes: Desde 2008 la crisis global ha cambiado todo el entorno en los negocios, la sociedad y la cultura.  Es mucho más difícil hoy en día liderar y gestionar organizaciones, crear valor, y adaptarse a las nuevas circunstancias.  Y si bien hay un crecimiento en la oferta profesional de experiencias, metodologías y herramientas para apoyar a los Líderes y Gestores, muchos de ellos siguen renuentes a pedir ayuda y asociarse con proveedores (ya sean nuevos, o establecidos).  Mi percepción sobre esto: Creo que una mayoría de Líderes no quieren entender, o aceptar, que su papel principal es de Servicio Colectivo (hacia sus trabajadores, clientes, accionistas, la sociedad en general, etc.), y no de Éxito Individual.  Cuando cambian esta actitud, los Líderes están abiertos y receptivos a nuevos enfoques, ideas, y socios de acompañamiento profesional.

Ha sido un buen año en términos de aprendizaje y descubrimiento de tanto potencial.  Doy las gracias a todos mis clientes, compañeros, y amigos, por vuestro apoyo y ánimo.

Felices Fiestas y Año Nuevo a todos.